¿Qué es un oligopolio? Características y ejemplos

Que es el oligopolio

En las rivalidades empresariales, estructuras basadas en monopolio u oligopolio conllevan a grandes ganancias. Es relevante conocer esos dos términos y su influencia en la economía, en este caso, se analizará qué es un oligopolio.

Muchas son las medidas adoptadas por las empresas con la finalidad de no fracasar en el intento. Algunas se ubican en la lista para lograr los objetivos, aún frente a los obstáculos. Sin embargo, a pesar de intentos a través de estrategias para posicionarse en mercados como estos, pocos logran el objetivo.

Qué es un oligopolio: dependencia entre empresas

De orígenes griegos surge la palabra oligopolio, divida en dos fragmentos “oligo” referente a pocos y “polio”, especificando vendedores. Con la unión de esos 2 significados se establece una frase relacionada con su uso esencial en el ámbito económico. Entonces, ¿qué es un oligopolio? Se traduce en una mínima cantidad de vendedores respecto a un producto en el mercado. Es la oferta de un bien o servicio por parte de pocas empresas con la finalidad de obtener altos beneficios.

Qué es el oligopolio

Estas compañías, buscan controlar la compra-venta de un producto. En ese sentido, para lograrlo, utilizan una especie de aleación financiera. A medida que surgen diversos comportamientos, acuden a técnicas de control para aplicar en factores  como:

1.   Producción

2.   Precios

3.   Políticas

Asimismo, con esos aspectos antes mencionados, previenen un desequilibrio económico y producen grandes inversiones. Como resultado, se origina el establecimiento de cambios en los precios, ya sean montos bajos o altos. Este factor es parte principal en el entendimiento de qué es un oligopolio. Asimismo, los mecanismos adoptados para la producción pueden afectar a una de ellas, si se desconoce tales acciones. Por tal motivo, este pequeño número de negociantes se suelen identificar como dependientes; por establecer estrategias que favorecen de manera equitativa.

Las peculiaridades y paradigmas de un oligopolio

Identificar qué es un oligopolio corresponde a una serie de características mencionadas a continuación:

  • Las empresas adoptan estrategias. De tal manera que ejecutan estrategias en dirección a maximizar los niveles de ganancias. Esto conlleva cada inversión realizada.
  • Debido a la autoridad en los controles de precios en un mercado determinado; estás empresas pueden establecer los valores autónomamente. Aplicando una cobranza a los usuarios con estudios y análisis de los mismos.
  • Las ganancias alcanzan un nivel bastante alto en largos periodos de tiempo. Como consecuencia las barreras impuestas a otras compañías. Obstaculizando que otras empresas puedan entrar en el mercado y comercializar el mismo producto. La rentabilidad se ve incrementada y todos esos beneficios son capturados.
  • En este sistema, el uso del marketing es esencial para vender un producto.

Ahora bien, diversas empresas son un modelo a identificar, la más destacada en los tiempos es la compañía de Coca-Cola. En la mayoría de los países ejercen el control de productos como estos, siendo una marca de refresco preferencial. Por lo tanto, se ubican en diferentes territorios. La finalidad es evadir nuevas empresas con la idea de comercializar un producto así. Otras en la lista son: Mc Donald´s, Nike, L´oreal, Mondeléz, etc.

Varias clases de mercado

La dirección que toma en el mercado este tipo de empresas define qué es un oligopolio. Las diferentes clases de oligopolio son establecidas como; natural, legal, diferenciado y concentrado. Mencionadas de forma explicitas, de la siguiente manera:

  • Natural: surge en un mercado donde la competencia es delimitada por cuestiones económicas y de demanda. Todo eso produce obstáculos a empresas con la intención de entrar en la jugada de comercialización con determinado producto. En situaciones con estas características se pueden instalar diferentes maquinarias procurando una optimización de la producción.
  • Legal: en este oligopolio influye el poder de roles políticos, son protecciones favorecidas por el estado. En la mayoría de los casos suelen ser subsidios, o todo tipo de ayuda. Con el objetivo de negar la entrada de otras competencias al mercado.
  • Diferenciado: aquí las empresas producen una cantidad de productos diferentes, para lograr una sustitución ventajosa. La idea es que el cliente consuma bienes asequibles y de su preferencia.
  • Concentrado: la materia prima a comercializar suele ser de características iguales en su totalidad. Un evidente ejemplo, es la venta de cemento y petróleo, ambas contienen aspectos similares.

¿Qué sucede con el consumidor?

Sin duda, los mercados con las inversiones de pocas empresas, acarrean una economía débil. Una competencia delimitada coloca en una posición de tranquilidad a esas empresas. Por lo tanto, puede ocurrir un desinterés en crear nuevos servicios y una evasión en cumplir con los gustos del cliente. En circunstancias envueltas en una diminuta competencia el consumidor sufre la consecuencia de precios elevados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.