¿Qué son los chicharros en bolsa? Cómo identificarlos

Qué son los chicharros en bolsa

Qué son los chicharros en bolsa

A la hora de invertir en la Bolsa, hay ciertas reglas que todos los inversionistas deberían seguir. Sin embargo, también es un hecho que no todas las personas tienen el mismo estilo de trabajar las finanzas ni siguen las mismas técnicas de inversión.

Es así como vemos que unos prefieren invertir en función de sus criterios técnicos, mientras que otros se fijan en los fundamentales: En los valores más defensivos y por el cobro de dividendos, mientras que otros prefieren acciones de crecimiento, o incluso acciones especulativas.

Qué son los chicharros en la Bolsa: definición

Los chicharros son acciones correspondientes a empresas de pequeño capital pero que cotizan en la bolsa, en ocasiones estas empresas pertenecen a personas que han tenido problemas de esta índole en el pasado, y que, por lo tanto, pueden presentar grandes alteraciones en su cotización.

Habitualmente, el precio de estas acciones está por debajo de un euro, o es de pocos céntimos incluso, con lo que se acentúan las variaciones en la cotización.

Qué riesgos tienen

Aunque, como es lógico, los inversionistas entran en ellos con la esperanza de obtener un beneficio, los riesgos que presentan son considerables:

  • Pueden subir o pueden ir a la baja.
  • Son acciones de pequeña capitalización.
  • Son acciones volátiles, las cuales pueden protagonizar subidas o bajadas muy pronunciadas en muy poco tiempo. Pero esto genera oportunidades de inversión, al tiempo que implica un riesgo mayor, por lo que no es recomendable exponer un porcentaje muy alto de la cartera a este tipo de valores.
  • Son acciones de poca liquidez. Es posible que de manera repentina nos encontremos con que no es posible deshacernos de estas acciones o títulos, puesto que no hay nadie dispuesto a comprarlos.

Cómo identificar a un chicharro en la Bolsa

Identificar a este tipo de empresas en la bolsa es muy fácil ya que hay diversos rasgos que definen a los chicharros, normalmente poseen varias de estas características:

  • Son de pequeña capitalización, cotizan en mercados pequeños (en España, en el Índice General o incluso, preferentemente, en el MAB, el Mercado Alternativo Bursátil).
  • La cotización de la acción es baja, normalmente inferior a un euro.
  • Estas acciones son capaces de presentar grandes oscilaciones en poco tiempo (por ejemplo, variaciones superiores al 50% en pocos días).
  • Son acciones de poca rotación, cada día se venden pocas acciones con relación al capital total de la empresa.
  • Habitualmente, son empresas que han presentado pérdidas durante años.
  • Normalmente, no son objeto de cobertura por parte de las casas de inversión, es decir, no contamos con análisis de expertos acerca de ese valor.

Si no eres un inversionista especulativo y tienes cierta aversión al riesgo, es preferible que evites este tipo de acciones. Debes recordar la premisa que invertir no es lo mismo que apostar, aunque algunos piensen que es lo mismo.

Si estas en la búsqueda de oportunidades de inversión para obtener rentabilidades elevadas, debes asumir el riesgo de pérdidas también elevadas, recuerda que puedes invertir una pequeña parte de tu cartera en este tipo de acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.