¿Qué son los CFDs? Características y razones para operar con ellos

Que son los CFDs

Incursionar en el mundo de las finanzas requiere conocer qué son los CFDs. Los traders coinciden en que este derivado financiero permite tomar ventaja de las constantes variaciones en los precios de las cotizaciones. El éxito de las negociaciones de los activos subyacentes como acciones, bonos, índices, futuros o divisas dependerá en gran parte de las estrategias utilizadas.

Antes de realizar una operación es conveniente conocer las características de los CFDS. De esta manera, se obtendrá mayor seguridad al momento de invertir. Son muchas las razones por la cual la mayoría de los inversionistas recurren a estos instrumentos financieros. Por tal razón, en las siguientes líneas se hablará un poco más del tema.

Por qué es importante conocer qué son los CFDs

Todo inversor o futuro inversionista debe conocer qué son los CFDs. Sobre todo, porque se trata de uno de los términos más usados en el mercado de valores. Se denomina CFD a un contrato por diferencia, su nombre proviene del término en inglés (contract for difference). Para que tenga esta figura, es necesario que exista un comprador y un vendedor. Por medio de un contrato, se establece que el vendedor deberá pagar al comprador una diferencia que equivale a la diferencia del valor actual de un activo subyacente.

Qué son los CFDs

Por consiguiente, cuando finalice el contrato, al existir una diferencia negativa el comprador deberá pagar al vendedor. Asimismo, estos derivados financieros tienen grandes ventajas, un buen trader sacará provecho en las tendencias alcistas de precios para operaciones en largo. De igual forma, en tendencias bajistas (operaciones en corto). 

Al gestionar una operación, un trader puede usar el derivado del capital para determinar los movimientos de las acciones. Un requisito indispensable de los CFDs es que el inversor deberá depositar una garantía, esto permitirá un margen para operar.

En la actualidad, los CFDs han tenido gran demanda en el mundo de las monedas virtuales, como el Bitcoin o Ethereum. En tal sentido, para regular estos contratos se han establecido diferentes condiciones amparadas por la Autoridad Europea de Valores y Mercados.

Características de los CFDs

La popularidad de estos productos financieros, se debe en gran parte a su rentabilidad. Sus principales características son:

  • Aportan beneficios por el resultado de la diferencia de precios entre la apertura y el cierre de la transacción.
  • El valor de un CFD se determina basándose en el precio de los activos subyacentes.
  • Las ganancias que se obtienen derivan de las fluctuaciones de los activos.  
  • Se pueden ejecutar operaciones cortas y largas.
  • Existe una relación entre la liquidez y el activo subyacente.
  • Los contratos por diferencia no requieren una inversión total, con la ayuda del apalancamiento es posible invertir.
  • Los CFDs son productos flexibles.
  • Las operaciones intradia son ideales para este tipo de productos financieros.
  • Cada activo subyacente definirá los horarios para las operaciones.
  • Funcionan como trading de cobertura.

Razones para usar los contratos por diferencia

Cada vez más, los inversores apuestan por los CFDs. Como resultado, han logrado aumentar su rentabilidad. Las razones para recurrir a este tipo de producto son:

  • Poca inversión: no se requiere disponer de todo el capital para abrir inversiones. Con la ayuda del apalancamiento se puede establecer un margen para operar con un rango superior a la liquidez disponible. Para ello, el inversor deberá realizar un aporte mínimo como garantía.
  • Rentabilidad: los CFDs se caracterizan por proporcionar un alto rendimiento.
  • Versátiles: este tipo de productos no presentan limitaciones en cuanto a las posiciones. Por lo tanto, es posible invertir en posiciones largas o cortas.
  • Beneficios: permiten obtener ganancias en movimientos con tendencias alcistas, bajistas o en caídas de cotizaciones.
  • Intradia: no es necesario esperar mucho tiempo para ver los resultados. Son operaciones que se liquidan en el día.
  • Permiten diversificar la cartera de inversión.

¿Cuáles son los riesgos?

Como toda operación, existen posibles riesgos. Todo va a depender de las estrategias implementadas por el trader. Algunos de las desventajas más conocidas de este producto son:

  • Genera comisiones de un día para otro, esto se debe a que son operaciones intradia.
  • Carecen de organización. Generalmente, son negociados en mercados Over the Counter.
  • Deben ser anclados a un activo subyacente.
  • Pueden surgir recotizaciones y cruces en el spread del valor.
  • Si no se usa adecuadamente, el apalancamiento puede resultar un arma de doble filo.
  • Representa un riesgo latente. Aunque no se deposite el total de la inversión, una operación fallida puede hacer que se pierda la cuota inicial y un monto adicional.
  • Nunca se llega a poseer el activo subyacente. Por lo tanto, los derechos de adquirir las acciones directamente en el mercado no son los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.