¿Cuáles son los tipos de activos financieros?

Cuáles son los tipos de activos financieros

Conocer cuáles son los tipos de activos financieros permite tener una visión más completa de la economía. Se denomina activo financiero a un recurso que puede ser intercambiado para la obtención de un beneficio. En ese sentido, al emitir un activo financiero se genera una deuda para el vendedor y un derecho para el comprador.

Generalmente, representan una alternativa para financiar operaciones económicas. Existen diferentes tipos de activos financieros. Las principales categorías son las acciones, bonos, préstamos y depósitos bancarios.

Características

Antes de conocer cuáles son los tipos de activos financieros es necesario distinguirlos. En primer lugar, el proceso de compra y venta de los activos financieros determina su característica principal. Además de ello, los siguientes factores definen estos productos:

Cuáles son los tipos de activos financieros
  • Rentabilidad: el inversor o comprador adquiere un activo con la finalidad de obtener un retorno de inversión. En tal sentido, la ganancia obtenida por esa operación es definida como rentabilidad. Por otro lado, el riesgo está asociado al nivel, es decir mientras más grande sea, mayor será el beneficio.
  • Liquidez: un activo financiero tiene la capacidad de convertirse en dinero en corto tiempo. Esta propiedad no debe afectar la rentabilidad ni ocasionar perdidas. Como resultado, se concreta una operación de venta de forma rápida y efectiva, transformando el activo  de forma inmediata en dinero. De manera esencial, deben existir compradores y vendedores dispuestos en todo momento a negociar.
  • Riesgo: todas las operaciones financieras conllevan riesgos. En el caso de los activos, puede suceder que el comprador no cumpla con los compromisos adquiridos. Por otro lado, los niveles de rentabilidad pudieran no ser los esperados. En resumen, un riesgo financiero es la posibilidad de que ocurran consecuencias no favorecedoras.

Cuáles son los tipos de activos financieros y sus mercados

Para determinar cuáles son los tipos de activos financieros es importante saber que existen dos mercados: el primario y el secundario. En el primero, se produce la creación de los productos y ocurre un intercambio directo entre el vendedor y el comprador.

Por otra parte, el mercado secundario se basa en la compra y venta sin necesidad de que intervenga el propietario del producto financiero. Ocurre un intercambio de activos entre terceros y hay disponibilidad de comprar otros activos.

La clasificación de estos productos se da de la siguiente manera:

Por liquidez

Este criterio es importante para distinguir varios tipos, entre los cuales se encuentran:

  • Depósitos bancarios.
  • Efectivo en circulación.
  • Pagarés
  • Bonos y letras de la deuda pública.
  • Activos de renta fija, emitidos por entidades privadas

Según el emisor

  • Tesoro público.
  • Bancos centrales.
  • Entidades financieras privadas
  • Organizaciones privadas, que se encuentran fuera del sector bancario.

Por el tipo de renta

En esta clasificación se agrupan los de renta fija: corresponde a los productos con calendarios de pago establecidos. Por otro lado, la renta variable se relaciona con los que no tienen un cronograma de pagos. Algunos de ellos son los bonos y letras de cambio.

Cuáles son los tipos de activos financieros más comunes

Los productos financieros más usados y con más presencia en los mercados son:

Acciones

Pertenecen a los activos más comunes. Corresponden al capital de una empresa. En tal sentido, el porcentaje varía en función al valor de las acciones. De igual forma, se representan a través de los títulos al portador, nominativos o registros contables.

Cada acción puede ser normal, preferente, cotizadas o no en bolsa. Los beneficios de estos activos se pueden obtener por medio de dividendos o por las variaciones del valor.

Bonos de la Deuda Pública

En este grupo se encuentran las obligaciones correspondientes a letras de tesoro o títulos emitidos por instituciones públicas, como es el caso del estado. Asimismo, este tipo de activos se utiliza para financiar operaciones, por ejemplo cuando el estado requiere liquidez emite títulos y los vende en el mercado.

Bonos o instrumentos privados

En algunas ocasiones, las instituciones privadas necesitan liquidez para financiar sus operaciones. Cuando esto ocurre emiten títulos para ser comercializados en el mercado de valores. Algunos expertos consideran que este tipo de activos pueden representar un riesgo, todo depende de la solidez de la empresa que los emita.

Fondos de inversión

En este punto se ubican los vehículos financieros manejados por sociedades de gestión. La inversión se realiza al comprar activos con buen comportamiento en el mercado. Los compradores de los fondos de inversión se convierten en partícipes y son acreedores de una parte del grupo de productos del fondo.

Derivados

Este tipo de activos financieros se caracteriza por depender de otro activo. Llamados también de referencia, o subyacente. El valor de estos productos varía en función de otro activo, por ejemplo acciones, índices financieros, futuros, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.