¿Qué es un Stop Loss? Aspectos que debes tener en cuenta

Que es un stop loss

¿Qué es?

Stop Loss o detener perdidas es una orden bursátil que paraliza todas las acciones hasta que el precio de las acciones llega al precio objetivo fijado por el inversionista.

El termino se utiliza para protegerse de pérdidas una vez que entras en el mercado, también sirve para que el inversionista no pierda más de lo que tiene estipulado.

Vale la pena destacar que esta orden limita todas las pérdidas.

La gran mayoría de los inversionistas profesionales utilizan esta estrategia para limitar sus pérdidas, desafortunadamente solo unos pocos utilizan la orden Stop beneficios, esto se debe a que solo se enfocan en limitar las pérdidas, pero no limitar las ganancias.

Importancia

Es muy importante resaltar que muchos inversores, cuando han acertado, establecen otro stop loss en el punto en el que entraron, de esta manera están asegurando que no tendrán pérdidas.

Si las acciones siguen subiendo, vuelven a colocar otro stop loss, generalmente es por encima de su precio de compra, por ende, tienen ganancias seguras.

Aspectos que se deben tener en cuenta al introducir una orden stop loss

Una vez que se da un orden stop loss no se puede modificar.

Los especialistas aseguran que esta orden no se cambie cuando se aproxima el precio, porque estaríamos retrocediendo en el mercado. Lo ideal es tener mucha disciplina, ya que, aunque pensemos que el mercado cambiará vendiendo a un precio más bajo, con el pasar del tiempo acabaremos perdiendo.

Ejecutar Adecuadamente

Para poder ejecutar adecuadamente esta orden es muy importante que conozcamos la volatilidad del mercado, ya que, si introducimos nuestro precio de stop loss cerca del precio de mercado, es posible que no acate la orden consolidando pérdidas.

Existen determinados niveles que todos los inversionistas observan con sumo cuidado, como lo son los dígitos de ceros, estos dígitos son niveles que pueden ser barridos con facilidad, ya que matemáticamente, permiten saber en cantidad y de una forma más sencilla cuantos son los beneficios o pérdidas en las operaciones.

Al darse esta situación, es mejor introducir el nivel de Stop Loss en niveles que no sean tan exactos, en este caso, en el nivel de 9.998.

Es muy importante que se sepa que los Stop Loss no son garantía de nada, ya que se pueden presentar casos de gaps o huecos (diferencia entre el cierre y la apertura del día siguiente) de mercado y la orden de Stop Loss no sea acatada. Lo que se traduciría en que la operación se ejecutaría al precio que hay en mercado, llegando a estar muy por debajo de lo esperado.

Stop Loss: Ejemplo

Imagina que quieres comprar 100 acciones de un Banco Internacional consolidado y lanzas una orden a mercado ejecutándose a 5 euros, en caso de que el mercado caiga, quieres limitar las pérdidas a 4,88 euros, colocando el nivel de protección por debajo del soporte. De esta forma, si el Stop Loss salta, tendrás unas pérdidas de 12 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.