Qué es un Plan de Ahorro y como diseñarlo en función de plazos

Que es un plan de ahorro

¿Te gustaría saber que es un plan de ahorro y como diseñarlo en función de plazos?

Un Plan de Ahorro, es un término genérico que se refiere a la planificación del ahorro de forma estructurada. Este plan supone estar un paso adelante en el ahorro y de forma regular, apartar parte de los ingresos para destinarlos al ahorro.

Cuando nos involucramos de forma activa en un Plan de ahorro, podemos conocer las cantidades exactas que se deben reservar para destinar de forma periódica al ahorro, así como también, conocer a qué se va a destinar este dinero. No se trata solo de guardar dinero de forma azarosa sin un plan, una meta y una metodología.

En efecto, la reserva de montos de forma aleatoria y variable no surte el mismo efecto que cuando se hace siguiendo un plan. Si se dispone de un Plan de Ahorro, se le da un sentido más urgente y firma al ahorro.

Es necesario que el ahorro responda a una necesidad en específico, de esta forma la motivación será mayor.

De esta forma, el Plan de Ahorro bien concebido y con líneas definidas responde a inquietudes que se han convertido en el eterno dilema ¿cuánto ahorrar? Con esto no hay lugar a dudas, puesto que no solo se estima cuánto ahorrar sino para qué fin.

Habiendo definido las cantidades en función de necesidades concretas, se puede saber de cuánto se dispondrá en determinada fecha. Por ejemplo: los cálculos de la planificación para ahorros en materia de jubilación.

Diseñar un Plan de Ahorros en función de plazos

Llegado el momento de definir el Plan de Ahorro personal, se hace necesario tomar en consideración diversos plazos que se pueden precisar de los ahorros que se vayan acumulando. Se puede trabajar el Plan de Ahorros siguiendo un Mapa de Ahorro, en el cual se establecen metas a corto, mediano y largo plazo.

Es importante que, a la hora de diseñar el plan de ahorro, se haga en función de los ingresos y teniendo en consideración el presupuesto de gastos, de forma tal que este plan de ahorros no afecte el funcionamiento de la vida cotidiana y todos los gastos que implica.

Si deseas realizar una compra de cierto producto o contratar un servicio que no puedes pagar con tus ingresos ordinarios, sin ver afectados tus gastos regulares, puedes optar por establecer un plan de ahorros estimando el plazo que consideres necesario para alcanzar la meta.

Por ejemplo, para compras de productos de precios relativamente accesibles pero que no puedes pagar con tu poder adquisitivo actual, puedes estimar un plan de ahorro a corto plazo.

Por otro lado, para la compra de vehículos lo ideal es un plan de ahorros a mediano plazo. De hecho, este plan de ahorros es sumamente común e incluso, hay empresas que ofrecen este tipo de acciones: compra de vehículos 0km por medio de un plan de ahorros.

En cambio, si lo que quieres es comprar una vivienda o planificar tus próximas vacaciones, puedes hacer un plan de ahorros con estimación a largo plazo. Esto debido a que debes desembolsar una mayor cantidad de dinero, pero no es un gasto o inversión que debas hacer de forma urgente.

Estima siempre, una partida de tu plan de ahorros para gastos imprevistos y urgencias, de modo tal que estés preparado ante cualquier eventualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.