¿Cómo de rápidos son los préstamos rápidos?

Préstamo rápido

Se viven momentos difíciles en la economía del país y, por este motivo, muchas familias han decidido pedir financiación para poder cubrir sus gastos diarios. El problema que suele surgir es que no cumplen los requisitos necesarios para solicitar un préstamo tradicional. Además, los tiempos de espera asociados a los préstamos tradicionales que otorgan los bancos suelen ser muy largos, porque necesitan realizar una evaluación crediticia de los solicitantes y comprobar que no figuren en los registros de deudores morosos como ASNEF.

En los últimos tiempos, particularmente por la crisis provocada por la pandemia COVID, ha crecido enormemente en popularidad una nueva alternativa: se trata de los créditos rápidos de aprobación inmediata. La razón por la cual son tan populares es simplemente que permiten solicitar dinero de forma rápida y completamente online, sin necesidad de un largo proceso de estudio de la situación económica del solicitante ni el engorroso papeleo de los bancos. Pero ¿se aprueban tan rápidamente los préstamos rápidos?

Préstamos aprobados en cuestión de minutos

Los préstamos rápidos no son una novedad. Desde hace algunos años, los bancos tradicionales han comenzado a ofrecer préstamos preaprobados a sus clientes, de escasa cantidad y a pagar en plazos cómodos.

Sin embargo, el principal problema con este tipo de opciones es que requieren que la persona sea efectivamente cliente de un banco, y que cuente con antecedentes de crédito que le permitan acceder a ellos. Para familias con dificultades financieras o que han tenido problemas de pago en el pasado, esta no es una opción viable.

En consecuencia, muchas entidades financieras alternativas a la banca tradicional han comenzado a ofrecer préstamos que se aprueban a las pocas horas y que se solicitan desde el teléfono móvil o desde su página web. Los préstamos rápidos pueden tramitarse totalmente online y la persona que lo solicita no debe necesariamente ser cliente de la institución; de hecho, muchas de estas compañías ofrecen acuerdos especiales para nuevos clientes, con tasas de interese del 0% e intereses bajos. La característica principal de estos instrumentos es que otorgan una suma que va desde los pocos cientos a algunos miles de euros, a pagar en un plazo que puede llegar variar entre los pocos días y uno o dos años. La documentación requerida es mínima, y tras completar un formulario, enviar la documentación necesaria y recibir la confirmación, el dinero suele depositarse en la cuenta solo unos minutos más tarde. Efectivamente, existen pocas formas de hacerse con dinero en tan poco tiempo.

¿Por qué solicitar un préstamo rápido?

Como se mencionó con anterioridad, la cantidad de dinero que se puede solicitar con un préstamo rápido es relativamente baja. Además, como el coste financiero suele ser elevado, al menos si se lo compara con un préstamo bancario tradicional, están diseñados para brindar un alivio inmediato a familias que deben afrontar gastos imprevistos.

Habitualmente, las personas suelen solicitar préstamos rápidos cuando necesitan resolver un problema extraordinario, como podría ser un arreglo en el hogar o el cambio de una pieza del coche. En la situación actual, caracterizada por una fuerte depresión económica, no son pocas las familias que solicitan préstamos rápidos online para pagar algunos gastos corrientes.

¿Son siempre convenientes los préstamos rápidos?

Si bien las ventajas de acceder a un crédito rápido son muchas y la competencia entre diferentes compañías online continúa bajando los costes para los clientes, el hecho de obtener dinero muy rápidamente puede llevar a que las familias se endeuden en cantidades grandes sin necesitarlo.

Por este motivo, es de vital importancia evaluar seriamente la cantidad de dinero a solicitar en un préstamo de este tipo, junto con la capacidad de pagarlo para no incurrir en deudas y mayores problemas futuros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.